?

Log in

 
 
13 February 2012 @ 09:16 pm
San Drabbletin {Esciam} ~ Sheriff Graham/Ruby  

Título: "Moonlight"
Fandom: Once Upon a Time
Claim: Sheriff Graham (El Cazador)/Ruby (Caperucita Roja)
Número de Palabras: 1084
Género: Angst & Smut
Advertencias:Algo de drama y leves referencias sexuales.
Sinopsis: En las noches de luna llena, era común que el muchacho que viajaba con los lobos, encontrará a la niña de la capa roja, y todo era perfecto.
Notas: Drabble creado con mucho cariño ♥ para esciam a petición de "San Valentín" en la comunidad san_drabbletin. ¡Espero te guste!. Lamento las faltas ortográficas y similares ;___;.
Disclaimer: Todos los derechos reservados a los creados de Once Upon a Time. La historia no tiene fin de lucro alguno, es meramente por entretenimiento.


  
"Moonlight"
  
Luz de Luna



Antes de que su vida se convirtiera en un infierno. El cazador, amigo de los lobos, y temido por la gente de los pueblos, había sido un simple muchacho. Con los ojos salvajes de convivir en los bosques pero con un alma noble que solo las criaturas que lo criaron comprendía a plenitud. En su soledad, el muchacho creía que la vida era perfecta, tal vez porque le temía demasiado a los hombres que dañaban sin remordimientos a los nobles animales del bosque y porque a veces oculto entre las sombras, podía observarlos sin ser temido.

Fue en una de aquellas ocasiones, que la curiosidad de su lobo guía lo llevo a una jovencita de cabello oscuro y ojos brillantes, un poco menor que él, y que llevaba una capa ropa sobre su cabeza. Estaba atrapada, entre las ramas que cortaban y lastimaban su pierna. En un principio pensó abandonarla, a su suerte, como cualquier humano haría, no obstante ella obstinada como un hurón, empezó a reclamar su ayuda.

Confundido de que lo hubiera notado, el muchacho retorno sus pasos hasta la jovencita, casi niña, y la ayudo a liberarse de las ramas, como agradecimiento, la joven de la capa roja le otorgó una deliciosa manzana. En un futuro, aquel acto noble con su persona, sería en una situación muy similar con una joven de cabello oscuro, pero con un traje blanco.

Aceptando el regalo, se quedo quieto bajo la sonrisa dulce de la niña, quién encantada con el lobo que lo seguía, su noble compañero, le prometió que vendría a visitarlos todos los días después de regresar de la casa de su abuela. Así, sin evitarlo, una amistad nació entre los dos. Una amistad ajena a las emociones ausentes del muchacho que por mucho tiempo le había temido a los humanos de la aldea.

La niña, con cabellos oscuros que brillaban cuál fuego en el sol, vestida de rojo de pies a cabeza, tenía una sonrisa noble, donde ocultaba cierta picardía y que en muchas ocasiones, solía avergonzarlo. Era aquella picardía que en ocasiones, lo llevo a experimentar ciertos... sucesos inesperados para su propia vergüenza. Entre ellas, estaba la ocasión en la cuál la acompaño al lago, y sin pudor alguno, se retiro la ropa frente a sus ojos castos.

El muchacho avergonzando oculto la vista, mientras su lobo, con aquel ojo rojo intenso, observaba atento a la jovencita nadar en el agua. Eran aquellas ocasiones que bajo la tierna estela de una amistad, pronto se tejió un hilo que ninguno realmente pudo premeditar.

Unos años más tarde, cuando por primera vez probó el sabor de sus labios rojos, y el aroma de su piel desnuda en la tierra y bajo la luna, se preguntaría si era normal, querer y desear a una persona tanto como él lo hacía. Estás actividades, llenas de pasión e inocencia continuaron por algunos años, tiempo en el cuál, los jóvenes amantes se tocaron sin pudor alguno, pues ante sus ojos, aquello no tenía nada malo.

No obstante. La vida del bosque era peligroso, y la gente, murmuradora de desdichas acuso a la muchacha de vagar por aquellas tierras y de ser posiblemente una bruja; aterrada la madre de la joven la envió lejos, o al menos lo intentó cuando descubrió que ella había huido con el niño "lobo".

Durante días los siguieron e intentaron atraparlos, para separarlos, pero las promesas eran puras y siguieron juntos, incluso cuando a la gente dejo de importarles que ella, la muchacha de la capa roja, siempre estuviera acompañada del temido cazador, criado por los lobos. En una de aquellas ocasiones, agotados de sus viajes y largas huídas, los dos se asentaron en una cueva cercana a la aldea.

Como era común y casual, en la noche se amaban y en el día buscaban el sustento alimenticio diario, fue en una de esas ocasiones, que ella cayo presa de la imprudencia, enfrentada a un gran oso. La ayuda llegó de inmediato, pero no sin consecuencias. Él le reclamó, siendo una mujer como el fuego, la chica de la capa roja, reaccionó de forma equivocada, reclamando por su parte la libertad que con él había perdido.

Dijeron palabras que no deseaban, y expresaron acciones que no sentían. Aquella fue la última noche que se les vio juntos, pues aunque habían discutido en ocasiones anteriores, la chica de la capa roja decidió quedarse en la cueva sin hablar, mientras él, presa de la resignación viajo a buscar alimentos.

Ninguno de los dos esperó lo que sucedió después. Él nunca regresaría a la cueva, ni siquiera volverían a verse, porque el destino que los había unido, con la misma luz de luna, los había separado. Él quedo presa del cautiverio de la maldad de una reina en un lugar lejano, y ella abandonada, se atrevió a desafiar más de una vez la leyes impuestas por los hombres para sobrevivir.

Hasta casi perder la vida, cuando una mano amigable, muy similar a la que primero se había atrevido a salvarla, hizo lo mismo con ella. Sin saber que aquella joven de cabellos oscuros que se volvería su gran amiga, no era más que la causa por la que había perdido al amor de su vida.

Pero la luna tiene sus lados opuestos, tanto aquella que brilla en el cielo como aquella que está oculta en las sombras y para cuando sus vidas volvieron a iniciar en otro mundo, en otro tiempo, ya ninguno recordaba al otro, y aunque en sus mentes permanecía la idea vaga de que amaron en un tiempo. Ella con su amuleto de lobo rojo, y él con la imagen aguerrida de una mujer rubia que lo conquistó...

Ya nada pudo ser igual.

Lo más terrible de aquello, es que ninguno, que tanto amo al otro, realmente pudo recordar, y eso, al final del cuento, fue la más terrible condena que ambos pudieron sufrir. Y es ahí donde el lado oscuro de la luna consume su luz, dejando la nada, a la espera de otra temporada, de otro tiempo... de un posible encuentro, que trágicamente, nunca iba a llegar.







~ ¿crítica constructiva, reviews u opiniones?
Watch this community
Únete a la comunidad. 
  
 
 
Current Mood: anxiousanxious
 
 
 
mizuhi_chanmizuhi_chan on March 18th, 2012 08:32 am (UTC)
Oh Jeez! Mientras leia esto solo podia pensar en Lupin y Sophia! dame un golpe por favor hahahahahaha esta preciosoooo ;o; me muero por ni haber visto el resto de los capis ouat ToT pero tu fic es bello, como siempre, linda!!!

Caperucitas, lobos, cuevas, lagos... god! morire!!! jajajajaja
~ Vejibra Momiji (Lady Padme Naberrie)vejibra on May 11th, 2012 08:41 pm (UTC)
Es nuestra opción *O*